Una Torrot, por muchos años que pasen, siempre será una Torrot...

De la Torrot original sólo nos quedan buenos recuerdos de épocas pasadas en las que los vehículos de dos ruedas tuvieron una importancia vital para mover a la población y reactivar la economía nacional. Fundada en Vitoria por Don Luis Iriondo en 1948, Torrot inició su andadura fabricando robustas bicicletas de paseo y carretera, mientras nacian también Orbea o BH. En los 50, Don Luis cerró una acuerdo de fabricación bajo licencia de los ciclomotores y motocicletas de la famosa marca francesa de Dijon -Terrot-, creando Terrot S.A.E.

Pero el acuerdo duró poco, ya que en 1958, Peugeot absorbió a Terrot, para dos años más tarde -en 1960- cerrarla, dejando sin licencia a Iriondo S.A.

Entonces, el avispado, y terco Don Luis, cambió la “E” por la “O”, para dar continuidad a toda su familia de ciclomotores y motocicletas “lightweight”, que ya desarrollaba con identidad propia: ahí nació Torrot; de la tenacidad, y la pasión por los ciclomotores.

Torrot pues, fue fruto de esta pasión por las motocicletas de un pequeño gran visionario, que a partir de ahí llevó con su perseverancia a la empresa a años de bonanza, con las marcas Torrot y CIL.

Podríamos decir que Don Luis y su marca Torrot, fueron algo así como el “Tucker” de los ciclomotores españoles: eran indestructibles, y aportaban innovaciones que luego serían populares, como el caballete lateral retráctil, o el escape tipo bufanda por arriba.

En los 70, Torrot, además de buenos y solventes ciclomotores como la Mustang o la TT impulsados con motor Sachs, fruto de una nueva alianza, fabricó bicis tan populares como la Cross MX de “verano azul” (antecesora de las actuales mountain-bike), pero como tantas otras marcas españolas sucumbió en los 90.

Alguna que otra “leyenda” encontramos online.... Sí, hay cierto misterio acerca de la marca ;-) 
Como hay también cultura entre la comunidad ciclista, con excelentes restauraciones de bicicletas... pero una cosa es clara: 
Torrot hoy tiene corazón eléctrico ;-)

Torrot hace años que dejó de fabricar sus fiables y -aún hoy- apreciadas bicicletas para renacer en el 2011, impulsada de nuevo como una aventura en la que la pasión por proveer a las personas de un medio de transporte sostenible, práctico y popular es la máxima.

Durante años hemos estado diseñando nuestra nueva família de productos y ahora podrás disfrutar de nuestros vehículos eléctricos e híbridos diseñados para hacer historia.